domingo, enero 26, 2014

jueves, junio 12, 2008

GARDEL - OTRA FÁBULA DESTRUIDA


La escolaridad de GARDEL en Montevideo es puro cuento. Nada pudieron elucubraciones arquitectónicas y fotográficas contra la verdad histórica debidamente probada.

He encontrado escrito en uno de los tantos blogs destinados a fraguar el lugar de nacimiento de Carlos Gardel que“No hay NINGUNA IDENTIFICACIÓN VALEDERA que determine que el niño francés cuya trayectoria escolar transcurrió en Buenos Aires FUE LA MISMA PERSONA QUE LUEGO SE LLAMÓ CARLOS GARDEL”

Todo esto escrito por una émula de Notovich, con mucho mal humor y un evidente estado de ánimo ganado por la impotencia.

El citado párrafo forma parte de un texto sin sentido, pero que vale la pena contestar para RECORDARLE al lector la razón de las pruebas que venimos aportando para demostrar la falacia de ese ligero decir y para que esa persona sepa que no nos arreará con simples actitudes groseras.

Mucho se ha escrito últimamente sobre el tema de “Gardel Alumno Salesiano”, reforzando lo ya precisado en su libro “Algo más sobre Gardel” por Guada Aballe, en cuanto a la probada concurrencia de nuestro Zorzal al Colegio Pío IX, durante los primeras años del Siglo Veinte y a la VERDAD indiscutida que une sus huellas digitales del año 1904 con las de su primer pasaporte argentino de 1923.

Relacionando estos hechos contemporáneos entre sí, se avala aún más la razón en cuanto a que Gardes y Gardel, son una misma persona. Consecuentemente, jamás pudo haber cursado la escuela primaria en Montevideo en una fecha aleatoria (porque ni hasta eso no se animan a asegurar) que va de 1891 a 1893. Tres años para no errarle. Esta apreciación, que debe tomarse como un mero comentario, mueve a risa y no por ello debe ser tomada como una ofensa.

Todo esto es bastante, pero por si fuera poco, recitemos juntos la oración que escribió y firmó nuestro querido Morocho del Abasto: “Primero soy francés nacido en Toulouse, el día 11 de diciembre de 1890 y soy hijo de Berthe Gardes, segundo –hago constar expresamente que mi verdadero nombre y apellido son Carlos Romualdo Gardes, pero con motivo de mi profesión de artista, he adoptado y usado siempre el apellido "Gardel" y con este apellido soy conocido en todas partes”.(Ver testamento ológrafo perfectamente peritado)


Cabe ratificar que el discurso volcado con rabia por las HUESTES "URUGUAYISTAS", ante la destrucción del sueño engendrado por su fábula “colegial”, es un decir desafiante y ridículo, carente del mínimo sentido común.

Para una ilustración más detallada, es aconsejable hacer clic en los siguientes link y leer dichos con PRUEBAS, no simples juegos malabares de interpretación maquiavélica.






También resulta de interés leer en la página 137 del libro “Carlos Gardel sus antecedentes franceses” de Monique Ruffié, Juan Carlos Esterban y Georges Galopa, el Capítulo “Estudiante Salesiano” y si se quiere ingresar más en la temática de Gardes – Gardel, debe hacer clic en:


y leer lo escrito ahí.

Además adelanto que al respecto, pronto habrá más novedades.

Así se combaten los discursos “desafiantes y ridículos” , a la vez que vuelven a nuestra memoria estos versos de Armando Tagini:

"Allá entre bastidores, ridículo y mezquino,
claudica el decorado sencillo de tu hogar...
Y tu, en el proscenio de un frívolo destino,
¡sos frágil marioneta que baila sin cesar!"

José Pedro Aresi

lunes, mayo 12, 2008

GARDEL - ALUMNO SALESIANO



“La falsía de la escuela montevideana y la realidad salesiana”


Se impone la publicación de esta nota para acallar falsas manifestaciones de una presunta concurrencia de Carlos Gardel a una escuela montevideana.Tampoco es posible callar ante las injurias que a diario se lanzan contra nuestra posición y sus sostenedores, en mails de distribución privada y en páginas que escriben los diletantes miembros del Dream Team.Este modesto trabajo tiene por objeto brindar al gran público, la verdad histórica y desmentir el fraude informativo de los “conocidos de siempre”.

Ellos se permiten decir sin ninguna justificación positiva, que “se probó que Gardel hizo un período escolar en Montevideo”. Lo hacen en base a palabras que envuelven y manipulean una foto tomada en cuenta fuera de todo contexto y sin más, pretenden “venderla” como perteneciente a una escuela que bien podemos llamar de “ficción”, ya que funcionaba – analizando sus propios argumentos - en contraposición con todos los regimenes legales existentes, en aquel entonces, sobre la materia.Pero obviemos las objeciones ya formuladas y pasemos a profundizar un “hito” histórico que ahonda aún más la total destrucción de todos aquellos dichos vertidos sin fundamento, por quienes pretenden vender una fábula irreverente.


ESTO SÍ QUE ESTA PROBADO: Carlos Gardes o Gardés o Gardez concurrió desde el 2 de abril de 1901 al Colegio Pío IX del barrio de Almagro en la ciudad de Buenos Aires.En varias publicaciones “uruguayistas”, la mayoría de las veces escritas por la misma persona, se pretende con palabras insultantes para quienes no pensamos igual, NEGAR la concurrencia del Morocho del Abasto al COLEGIO PÍO IX durante los años 1901 y 1902.

Es por ello que nos proponemos demostrar TODO LO CONTRARIO, sin recurrir a la soberbia o la calumnia, como lo han hecho y hacen siempre los integrantes del ya conociudo Dream Team.Pero antes de hacerlo, permítasenos aclarar que la artera acción destinada a negar la verdad del tránsito salesiano de Gardel, se fundamenta en que tal realidad pone al descubierto, una vez más, la falacia vertida en páginas tan numerosas como inútiles, que han intentado “vender” una inexistente escolaridad “montivedeana” de Gardel.Puesto que la verdad se fundamenta con PRUEBAS, pasemos a ocuparnos de algunas de ellas.

En primer lugar tengamos en cuenta – según orden cronológico –, lo escrito sobre el particular por Héctor Julio Canton (1994) y Guadalupe Aballe (año 2003). Ambos investigadores “remarcan” perfectamente, el paso de “El Máximo” por el también llamado Colegio de Don Bosco, durante los años 1901 y 1902, invalidando así todo ridículo cuestionamiento acerca de si Carlos participó de tal o cual actividad, un aspecto al que no puede llegarse por descarte o presunciones; costumbre siempre utilizada por ciertos personajes que con total impunidad se permiten aventurar “que el niño que estuvo dos años pupilo en el Colegio Pío IX , NO PUDO SER CARLOS GARDEL”, pretendiendo desconocer así lo que expresamente escribiera el Director del Archivo Histórico Salesiano, Humberto Baratta, SDB, en la “Presentación” del trabajo efectuado por Héctor Julio : “Agradecemos al señor Canton este aporte preciso y confiable que seguramente será valorado por los auténticos gardelianos como una positiva ayuda a la búsqueda de la infancia de Gardel y que despertará inquietudes para otros aportes que puedan contribuir a esclarecer puntos oscuros sobre este auténtico ídolo nacional”

“Buena parte de este material pertenece al archivo salesiano de Buenos Aires, donde se conservan los registros, matrículas y notas que documentan su estadía en este colegio salesiano así como de tantas otras figuras de relieve en el quehacer nacional que brevemente enumeraremos. Destacamos estas figuras”:

“- Tres alumnos han llegado al sillón de Rivadavia: Arturo Rawson, Roberto M. Levingston y Arturo H. Illía.- Pilotos como el Brigadier General Parodi.- Gobernadores como Gregores, fundador del pueblo que lleva su nombre en Santa Cruz.- Volantes como Raúl Riganti y José Froilán González- Otros deportistas … y naturalmente, no podía faltar CARLOS GARDEL, uno de nuestros más grandes artistas – nadie lo duda – que ha calado muy hondo en el alma popular”.

Sin embargo y no obstante lo claro de este decir, se pretende maliciosamente negar la realidad; una verdad que coincide en PROBAR sin duda alguna, que el alumno salesiano que nos ocupa, es el mismo eximio cantor argentino nacido en Francia, llamado Carlos Gardel.

Pero por si todo esto no bastara para desterrar las infames y capciosas calumnias “uruguayistas”, consignamos a continuación lo declarado por Isabel del Valle al diario “El Día” de Montevideo (reproducido por éste el 1° de febrero de 1981), afirmando que Gardel le había manifestado en una oportunidad, al pasar frente al Pío IX: “este es el colegio donde yo me eduqué” y esta afirmación inserta en un diario uruguayo, adquiere doble o triple valor para desautorizar cualquier dicho de investigadores no confiables.

Lo que aquí se atribuye como un dicho de Isabel, queda perfectamente corroborado al leer en el suplemento “Nuestro Tiempo” del domingo 15 de julio de 1984, de la publicación Tiempo Argentino, donde figura el reportaje que bajo el título de "Yo fui la única", le hiciera el periodista Osvaldo Ardizzone a Isabel Martínez del Valle y en el cual se dice: “Por supuesto la relación tuvo sus buenos momentos, Gardel e Isabel solían ir al cine, al teatro, al boxeo, a las carreras, a disfrutar de un picnic en los bosques de Palermo con la familia Martínez del Valle, o salir juntos a caminar. Ella recordaba que un día PASARON POR EL COLEGIO PÍO IX Y GARDEL LE COMENTÓ QUE ESE ERA EL COLEGIO DONDE SE HABÍA EDUCADO. Iban a comer al Tropezón, a La Emiliana, a La Sonámbula, a cabarets como el Chantecler o el Tabarís”.

Por su parte Chas de Cruz, en un reportaje que le hiciera a Gardel y que fue publicado el 19 de abril de 1933 en la Revista “El Suplemento”, da cuenta de la siguiente respuesta dada por el Morocho a una de sus preguntas: “Me eduqué en un colegio de curas che …. Allí hice hasta el segundo año del Nacional, pero el teatro me tiraba y sin escuchar…..” (“Carlos Gardel y la prensa mundial” – por Hamlet Peluso y Eduardo Visconti)

Además Monique Ruffié, Juan C. Esteban y Georges Galopa en el libro “Carlos Gardel sus antecedentes franceses” expresan que el 29 de septiembre de 1933, Carlos concurrió a la redacción de “El Diario” de Montevideo, donde entre otras muchas cosas dijo: “Paraba letras, oficio aprendido en un curso de artesanos en un Colegio Salesiano". Con el fin de evitar objeciones infundadas, vale señalar que estas declaraciones están también incluidas en el libro “Los Secretos del Coronel”, firmado por una escritora uruguaya.

Sumado a todo cuanto señalado precedentemente, existen más referencias concretas acerca del paso de nuestro Zorzal por ese instituto.

En una publicación titulada “Galería de ex alumnos que han desfilado por el Colegio Pío IX (San Carlos)” se nombra a Gardel y se hace referencia a que en 1902 “Traba relación con Ceferino Namuncurá: comparten el mismo dormitorio “María Auxiliadora”: su número de ropa es ahora 80. Ambos cantan en el coro que dirige el P. José Spadacecchia. Al fin del año Gardel saca Diploma “Digno de Alabanza”.

También se menciona en dicho escrito la existencia, desde el año 1936, de una placa que está ubicada junto a la actual entrada de loa Capilla de las Reliquias de la “Basílica” y que todos los años en la fecha del fallecimiento del cantor se reza en ella, una misa en su memoria.
Es necesario resaltar la importancia de este hecho, pues la persona que hizo colocar la placa era un amigo, ex condiscípulo del “Máximo, a quien nadie podía engañar. Él bien sabía que su compañero de otrora era el cantor trágicamente desaparecido en Medellín.

Vale también agregar que el 21 de marzo del 2006 el diario La Nación de Buenos Aires publicó la siguiente carta de un lector, que ratifica todo lo expresado precedentemente:Señor Director: "Me dirijo a usted en relación con la nota publicada en la edición del viernes último, titulada «Los secretos de Gardel», de la prestigiosa escritora Alina Diaconú, con el objeto de recordar que Carlos Gardel cursó estudios en el colegio salesiano Pio IX, en esa época de artes y oficios, al cual ingresó el 2 de abril de 1901 como artesano en la sección Tipografía, pasando posteriormente a la sección “Estudiantes”. "Fue compañero de Ceferino Namuncurá, cuyo proceso de beatificación se está actuando en la Santa Sede, y ambos pertenecieron al coro del colegio que dirigía el padre José Spadavecchia. A fines de 1902, Gardel salió de vacaciones y ya no regresó al mencionado colegio. Al fallecer uno de sus amigos, hizo colocar una lápida recordatoria en la cripta de la basílica de San Carlos y María Auxiliadora, aledaña al colegio donde había estado. "Por lo tanto, consideramos a Carlos Gardel ex alumno salesiano, y el día de su fallecimiento esta asociación hace rezar una misa en su homenaje en el citado templo."

Arturo García
Asociación de Ex Alumnos de Don Bosco de Buenos Aires
Quintino Bocayuva 193, Capital


El paso de Carlos Gardel por los claustros salesianos queda demostrado así, una vez más. Nadie mejor que los ex alumnos del Colegio San Carlos para rubricarlo.Es muy difícil compaginar respuestas, cuando la “mala leche” ronda en el ambiente y mete sus bocadillos, confundiéndolo todo. Carlos dijo repetidas veces haberse educado en una escuela de curas.

Esto lo dijo Gardel, así como suena y sin embargo a una discípula del Dream Team se le ocurre – porque sí - cambiar la historia y afirmar respecto del mencionado estudiante: “imposible que fuera Gardel”.A esto llamo yo “mala leche”, pues más allá de las declaraciones del mismo Carlos y de Isabel del Valle, existe un hecho incuestionable que no puede poner en duda tal aseveración y que por el contrario constituye una PRUEBA más de su veracidad. Se trata del continúo homenaje de sus mismos compañeros de ruta en el Pio IX, como así también del cuerpo de maestros de la institución, que anualmente ofician una misa a su memoria.

Sin embargo esto no termina aquí. Vale la pena recalcar TRES aspectos fundamentales que hacen a la vida de Carlos y que él seguramente asimiló de las enseñanzas recibidas en el colegio de la calle Yapeyú.

1 - Nos cuenta la señora Stella Maris de Requejo (DNI 14.399.863) que "Como ex alumno salesiano, mi marido puso en práctica a lo largo de su vida uno de los lemas de Don Bosco: «Que todos aquellos con quienes hables se vuelvan amigos tuyos» y a pesar de que él no pudo hablar con cada una de estas personas tan especiales, sé que ya les ha hablado al buen Dios de cada una de ellas."Y así siempre procedió Gardel, cosechando amigos durante su transito por la vida, donde en todo momento se mostró como una persona desinteresada y leal, amigo de sus amigos y un hijo cabal.

2 - Otra enseñanza del santo de “Castelnuovo d'Asti” que Carlos nunca olvidó – tal cual lo señala Guada Aballe – fue respetar su premisa de que “el aseo y el orden exterior indican la limpieza y pureza del alma”

3 - Y si algo faltaría recalcar aún, basta con hurgar en ese pasado salesiano de Carlos, para encontrar el porque de esta frase insertada por él en su testamento ológrafo: “cuarto - no debo suma alguna y perdono todo lo que me deben…”,

A través del libro “Algo más sobre Gardel” escrito por la señorita Aballe, hemos podido enterarnos que el modelo a seguir que se presentaba a los alumnos del Colegio Pío IX, era la vida de Domingo Savio, quien había sido un joven con excelentes aptitudes para el canto, de cabello liso y bien peinado, pulcro en su presentación personal y siembre sonriendo, que con extrema generosidad, poco antes de morir, le dijo a un compañero: “Todo lo que me debés te lo perdono”, gratificante actitud que prendió en Carlos hasta el grado de imitarlo y no solamente en esto, sino en todo.

Bella conclusión para desechar tanta falsedad. Nadie podrá negar que esta acción obedece a un rasgo cultural adquirido en su paso por la escuela salesiana. Durante toda su vida Carlos hizo gala de haber absorbido la enseñanza recibida en el “Don Bosco”, más allá de sus travesuras y de hechos propios de la inexperiencias de sus años juveniles.

Resumiendo, si a su muerte - treinta años después de haber dejado el colegio – y ya convertido en un hombre público, aquél Gardes salesiano es prontamente reconocido por allegados a esa institución como el cantor “Carlos Gardel” y otros muchos documentos obrantes en los archivos del Pio IX coinciden en tal sentido, ¿De que escuelita de la calle Durazno me están hablando?

Además, si las huellas dactilares del Gardes de 1904 que se dice francés ante la policía de la provincia de Buenos Aires, concuerdan perfectamente con las del pasaporte del CARLOS GARDEL del año 1923 y si su madre lo dice y él lo escribe y firma de puño y letra: ¿Cómo puede objetársele el haber nacido en Toulouse?

Esto último dicho un tanto elípticamente por respeto a la verdad histórica, pero convengamos que el MOROCHO DEL ABASTO fue, es y será por derecho propio y decisión popular: ARGENTINO, tal cual él lo manifestó (ver Hamlet Peluso y Eduardo Visconti - “Carlos Gardes y la Prensa Mundial”) al diario “El Mundo” de Puerto Rico al declarar: “Soy porteño como dicen en mi país. NACÍ EN BUENOS AIRES y (riéndose) no quiero recordar la fecha”.


¿Quieren más? – Quizás se pueda.


José Pedro Aresi

(mayo del 2008)

sábado, febrero 16, 2008

El bepi que surgió de un concurso


Sent: Saturday, February 16, 2008 12:18 PM
Subject: [el_tangoclub] El bepi que surgió de un concurso

Como este mundo es más pequeño de lo que creemos y en las idas y
vueltas nos reencontramos con gomías y circunstancias que estaban
escondidas en algún rincón del marote, quiero contarles que yo estuve
presente en el concurso que organizó en Parque Patricios el Gitano
Poco Pelo, un cómico que actuaba por radio y era de Parque Patricios.
Y el concurso fue en la esquina del Parque: Caseros y Monteagudo,
donde se ubicaban los antiguos corrales. Por eso el prefijo del
teléfono era 61: Corrales. Como 23 era Buen Orden; 63 Volta, 73:
Palermo, etc. Y había buenas golas en dicho concurso y ganó la mejor:
la de un nene rubión, buena pinta, barítono de voz melodiosa que se
llevó el trofeo y se llamaba Roberto Mancini. También participó un
crédito del barrio: el Turco Abud que había grabado la Marcha del
Club Parque Patricios ("La canchita" que todavía existe en Alberti
casi Rondeau), con música de La Fragata Sarmiento que cantaba Magaldi
y que fue el torcan que le cantó la serenata a mi novia en vísperas
del casorio. Ese pibe Mancini no era del barrio pero lo aplaudimos
porque era el mejor sin duda. Y estaba también presente Héctor Ernié
que paraba a una cuadra en Caseros y Deán Funes y que todavía no se
había dedicado a su posterior y eficaz trabajo de investigador del
tango, y con quien me crucé durante años.Las vueltas de la vida, como
dice el tango, Mancini se dedicó profesionalmente y triunfó en el
Tango cantando en grandes orquestas, yo me dediqué al periodismo; el
se radicó en Colombia, yo después de yirar bastante por mis viajes de
trabajo, anclé en Madrid y hoy a .....años de aquel suceso, nos
reencontramos en esta web. "¡Que cosas hermano, que tiene la vida...!"

José María Otero



sábado, febrero 02, 2008

Gardel francés definitivamente

BERTHE GARDES O LA DEMOLICION DE OTRA FABULA
Por Juan Carlos Esteban
Buenos Aires, 25 de Enero de 2008
I. LA LEYENDA DE UN VIAJE IMPOSIBLE.

Durante la década de 1880/90 los investigadores uruguayos concluyeron que la explicación al nombre de Carlos Gardel y su apellido de origen -Gardes- se derivaba de la feliz circunstancia que el "Indocumentado" de origen, había sido entregado al cuidado, en su infancia, a una joven inmigrante francesa, llamada Bertha Gardes.

Desde 1880 Erasmo Silva Cabrera (Avlis) la imagina durante una década, transitando por todo Uruguay, con su lazarillo oriental a cuestas, hasta que, finalmente, Bertha lo entrega al cuidado de su amiga Anais Beaux en Montevideo y regresa a Francia.

Entre tanto, aparecen fotos de Bertha "como menor de edad y teñida de rubio" , que da a conocer Avlis, mientras Paysée y Bayardo continuaron acopiando aventuras y situaciones de una sospechosa credibilidad.

Tanta era la impunidad con que se manejaron, que nadie les salió al paso documentalmente, en Congresos y Simposios, donde exponían episodios relativos a las andanzas de Berta, de una extravagante y llamativa precisión en sus detalles.

Pero después de 30 años de fabulaciones, estudiosos de distintos orígenes pero, particularmente, franceses -José Felix, Moniqué Rufieé, Georges Galopa, etc- comenzaron una paciente y meritoria investigación en lo Archivos Municipales de Francia y la leyenda comenzó a tambalear y derrumbarse.

II. LOS DOCUMENTOS.

Los Certificados de todo género fueron desvaneciendo los "testimonios novelados" y la biografía de Marie Berthe Gardes adquirió dimensión científica, a saber;
a) El 14 de julio de 1865 nace en Tolouse, Francia;
b) A los tres años, en 1868, con 8 años, sus padres se separan de cuerpo,
quedando a cargo de su madre;
c) el 14 de enero de 1875, con 9 años viaja con su madre a Puerto Cabello,
Venezuela;
d) El 11 de febrero de 1876, nace su hermanastro, Carlos Carichou;
e) El 26 de julio de 1882, regresa a Francia, desde Curazao, con 16 años, su
medio hermano y su madre, en el vapor ssValencia, con escala registrada
en Nueva York;
f) En 1883, con 17 años -todavía menor de edad- vive con su familia en rue
Prunier 22 Burdeos;
g) En 1886, con el mismo domicilio anterior, es Censada, en Burdeos, Código
77, Sección, 3- B;
h) En julio de 1886, al cumplir 21 años, obtiene su emancipación;
i) El 21 de febrero de 1889, la familia figura aun en Burdeos, Cours Balguerie
N° 202;
j) El 10 de noviembre de 1890 se interna en el Hospital Saint Jose de La
Grave y nace Charles R. Gardes -futuro Carlos Gardel- el 11 de diciembre,
bajo el N° 237;
k) En la Municipalidad de Burdeos no existen registros de emisión de
Pasaportes entre 1880/90. Tampoco en Toulouse, desde 1888; apenas
un año y medio de su emancipación;
l) El 14 de febrero de 1893 Bertha se embarca para Buenos Aires con su hijo
Charles;
m) Este calendario podrá ser ampliado documentalmente; (1)

III. EL DERRUMBE.

La novela del "HOMO DUPLEX" se desplomó sin que se pudieran rescatar cenizas de los escombros. Los márgenes que ocupaba la fábula se fueron diluyendo y nada quedó de la leyenda.

Ni el personaje que "jugaba al equívoco", con Charles Gardes ni la acompañante del ingeniero Olivier, en las minas de Cuñapiru se salvaron del ridículo. Tampoco la Pupila del Cabaret "LA ROSADA", ni la "MUJER DE VARIOS HOMBRES", que contabiliza, el recientemente Laureado Payseé Gonzales pudieron sobrevivir al CULEBRÓN.

El derrumbe no se apiadó, si quiera, de la ya inexplicable tenencia por parte de Bertha Gardes, de la pretendida foto escolar en la escuelita montevideana de la calle Durazno, portando el rostro - al que se aferran-, negando que sea el de Charles Gardes. (2)

Tampoco quedó en pie la pretendida ADOPCIÓN, gestionada por un tal Parisi, al parecer, protocolizada ahora en Bs. As. y sin que ninguna relación previa la justificara.

Pero, como toda leyenda que se precie debe continuar, "El Guachito de Escayola", descartados , a regañadientes sus vínculos con "la francesa", resucita a través de uno de los "investigadores" de "Gardel Oriental",
quién lo recrea, despreocupándose en asignarle nueva "cuidadora" y nombre que los identifique.

Además, los esforzados "estudiosos" recuperaron, vagas esperanzas en una visita de la joven Bertha, exigua en su brevedad, porque han atisbado que el año 1887 no hay registros, todavía, de las actividades de la francesa.

Lo curioso resulta, como ya es costumbre, que no pasa de ser, una raquítica hipótesis, sin aportes de pruebas, que engrosan la lista de "indocumentados"-

IV. LA ESTOCADA FINAL (3)

Pero la indocumentación, es una deformación profesional, que ha invadido los hechos más triviales en la vida del fantasma oriental, convirtiéndolos en acontecimientos axiomáticos.

Temen y desdeñan el análisis documental porque en su condición de "Aficionados", huyen de un vergonzoso final, que lo presienten sobre la nuca.

Han obviado y ocultado el análisis de los juicios Sucesorios de Montevideo de 1936; no han analizado, en profundidad el decreto-ley N° 1430 del 11 de febrero de 1879, (Registro del Estado Civil de las Personas)- También la ley N° 3028/30 (Atribuciones de los Agentes Consulares)

Tampoco han querido indagar qué dicen los Registros Migratorios uruguayos con relación a Berthe Gardes, Anais Beaux, etc

Nos cupo, nuevamente, a nosotros esa tarea, propia de los que reniegan de lo que llaman - La Historia Oficial- que, en definitiva, también se enriquece con la propia documentación oriental, que ellos se esfuerzan por ocultar.

En consecuencia nos ocupamos en inventariar los archivos públicos y privados que acopiaron y registraron las corrientes migratorias que recibió Uruguay, desde el siglo XIX, que están al alcance del que desee consultarlos.

En orden de importancia y con el asesoramiento de la Dirección Nacional de Migraciones de Uruguay se rastrearon los datos en :

1. Ministerio de Relaciones Exteriores.-Dirección General para Asuntos
Consulares y Vinculación. DGCV8;
2. Dirección Nacional de Migraciones ( Misiones 1513, Mdeo.)
3. Dirección de Puertos. -Marina Mercante-
4. Congregación de Iglesias Mormónicas;
5. Federación de Généalogié Des Pyrénées Atlantiques -Apellidos Franceses en Uruguay-

En los Organismos que se enumeran del 1 al 4 no se ha podido hallar ninguna huella o vestigio de ingresos y egresos con ambos apellidos (GARDES-BEAUX) en los registros que poseen dichos Institutos.

Ahora bien, en particular, dentro del Punto 5 -Apellidos Franceses en Uruguay- realizamos doble entrada. La primera consistió en localizar todos los apellidos, cuya letra inicial comienza con" G " Dentro de esta lista bastante, extensa, seleccionamos , por vía de ejemplo, algunos que se aproximan al objetivo buscado.

NOMS DE FAMILLE: PAG. 1 al 24

NOMS COMMENCANT PAR "G"

Ga-Gareau-Garel-Gehay-Gehenne. Gigat-Gigault-Goerens-Goerg-Goutet-Goutetoquet-Grieu-Griffard-Guhur-Guiard-Gyppaz, etc

La segunda entrada la formulamos directamente sobre el apellido: GARDES,
Marie Berthe.Los resultados y la Respuesta fue:

LO SENTIMOS. NO SE ENCONTRARON RESULTADOS PARA:
GARDES, BERTHE

Obra en mi poder, en ANEXO, copia de la hoja de la Respuesta.

El mismo procedimiento lo empleamos en el caso de ANAIS BEAUX y los resultados fueron similares. También guardo en mi poder la respuesta oficial.

Dentro de los límites de este trabajo, cuyas dificultades advierten los propios autores, es lo más cercano a la verdad, por lo que concluimos la investigación.

En consecuencia damos por cerrada la "Historia testimonial" sobre la presencia de Bertha Gardes en Uruguay.

_______________
(1) " Carlos Gardel: Sus Antecedentes Franceses" Ed. Corregidor 2006, pag. 97 y 243.M.R, J.C.E y G. G.- "Tango; Vigencia y Crepúsculo" de J.C.E, Ed Corregidor 2007, pag. 48,49,y 50-

(2) Esa fabulación carente de matrículas, certificados, planillas, clasificaciones, premios o menciones, condiscípulos, maestras,etc. fue pulverizada en el artículo "La Ultima Fábula" editorializado en GARDELWEB
Si la foto es de 1893, como especulan, el niño rondaría los 12 años, conforme la fecha de nacimiento que fija AVLIS. En ese caso, el mozalbete fue "JIBARIZADO" para que aparente 7 años como se aprecia en la fotografía y en la puerta del grado que esta cursando (1° C)

(3) Entrar en Internet: "INMIGRACIÖN FRANCESA EN URUGUAY"4- Listado de Apellidos Investigados. En búsqueda por apellido, aparece casillero. Llenar con "Gardes, Bertha -Uruguay, o el que se desee localizar.

Publicado con permiso de Juan Carlos Estaban el 25 de enero de 2008. © Copyright 2008 por Juan Carlos Esteban.Todos derechos reservados.

sábado, enero 26, 2008

GARDEL: Juan Carlos Esteban

La nota de Juan Carlos Esteban dice así:

Sr. Director:

El Sr. Juan A. Miraglia se ha referido públicamente el 4 de enero ppdo. en la sección cartas de lectores a mis trabajos sobre el origen de Carlos Gardel.
Usando el derecho a réplica distraigo su atención para puntualizarle mi opinión sobre cada punto que aborda el Sr. Miraglia.

1) El libro al que alude dicho Sr. esta en las mas importantes librerías del país y su distribución esta a cargo de una conocida Distribuidora Oriental, cuya dirección figura en la publicidad a la que él se refiere. Es el tercer libro sobre el tema que edito y tiene que ver precisamente, con los antecedentes franceses de C. Gardel.

2) Mis fuentes de información que el Sr. Miraglia califica de RECONDIDAS son: el Archivo General de la Nación (R.O.U.); la biblioteca del Colegio de Escribanos; el Código Civil Uruguayo de 1868, el Decreto N.1430 del 11.1.1879 y, el N.1468 del 1.6.1880. También el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil de Primer Turno de Montevideo (expte.Juzgado 35 Fo 66, N.747-42). Es decir, si tuve dudas sobre la edad del cantor recurrí a los Municipios de Toulouse, a la Justicia Uruguaya y no a los datos de diarios y revistas, ni declaraciones de distintas personalidades.

3) Gardel declaró a Berta Gardes como su madre en su libreta de Enrolamiento de 1923. Lo reitera en 1927 en un nuevo empadronamiento. El 11 de septiembre de 1904 declara en la Policía de la Provincia de Buenos Aires su origen francés y el nombre de Berta como su madre. El 7 de noviembre de 1933 ratifica a Berta Gardes como su madre en un testamento protocolizado notarialmente.

4) El Sr. Miraglia puede observar a Gardel con su madre en la pag. 49 de mi libro: Encuadre Histórico. Aclaro que si niego la maternidad de la madre de algún prócer contemporáneo, por no encontrar fotografías en común resultaría aplazado en un Curso de Historia.

5) El único documento en que basan la identidad oriental de Gardel es el Salvoconducto N.10.052 del 8.10.1920, que no reemplazaba a la Partida de Nacimiento, sino que servia como auxilio y protección, a los ciudadanos uruguayos residentes en el exterior válido por un año, sujeto a la verificación previa, de veracidad ante el Registro Civil. (Art. N.79 de la Ley 3028 de 1906).

6) Gardel no estaba inscripto en ningún Registro Civil de Tacuarembo, y el salvoconducto vencido no era válido ante el Juez Jurdi Abella en el juicio sucesorio en Uruguay.

7) La Justicia Uruguaya, el 14 de abril de 1937, declaró heredera universal de Charles Romuald Gardes o Carlos Gardes o Gardel a su madre Maria Berta Gardes, nacido este último en Toulouse el 11 de diciembre de 1890.

8) El Departamento de Dactiloscopia de la Policía Argentina, con la participación del Dr. Torre y el Dr. Fenoglio, mediante la computadora de alta resolución AFIS determinó que las huellas digitales del joven Carlos Gardes, de 14 años francés eran iguales a las impresas en el Pasaporte de Carlos Gardel de 1923.

9) Desde Francia los Municipios de Burdeos y Toulouse ratificaron que no emitieron ningún pasaporte a favor de Berta Gardes desde 1880 hasta 1893, de modo que su permanencia en Tacuarembo no tiene sustento verdadero.

10) La Dirección de Migraciones Argentina registro a Carlos Gardel el 24 de octubre de 1915 con documento de identidad, argentino de 43 años de edad, casado, tan falso como el uruguayo.

11) No hay ningún comprobante, documento, o declaración de Carlos Escayola que confirme el vínculo filial de Gardel, por eso el Gobierno Uruguayo tiene retenido el examen de ADN solicitado por el Parlamento Uruguayo el 23 de abril del 2004 y dirigido a las Autoridades Argentinas.

12) El 7 de noviembre de 1933 Gardel testa a favor de su madre Berta Gardes, declarándose francés conforme al punto 3). Ese testamento fue protocolizado ante escribano en el juicio Sucesorio en Argentina y fue válido en Uruguay por el Convenio de Montevideo de 1889, art. 44 que admite los testamentos entre los países firmantes.

13) La autenticidad y la firma de Gardel en el testamento ológrafo esta comprobada además por los Dres. Torre y Fenoglio, a través de un estudio con elementos ópticos de gran resolución con luces ultravioletas e infrarrojas, cuya autenticidad, finalmente, no fue discutida en el Uruguay.

14) El salvoconducto emitido el 20 de octubre de 1920 fue utilizado por Gardel con otros fines (Cedula de Identidad, Carta de Ciudadanía y Pasaporte) sin previo certificación de validez (art.79), soliviantando a las autoridades Argentinas.

15) Siendo inequívocamente francés a través de su partida de nacimiento, no se presentó al Consulado Francés en Buenos Aires cuando fue convocado el 17 de noviembre de 1915, para servir al Ejercito de su país, cambiando su apellido y año de nacimiento.

16) En todo caso yo asumo la responsabilidad sobre mis afirmaciones y será la Justicia Uruguaya y no yo ni nadie el que revoque la decisión judicial de 1937, donde la Justicia Oriental declaró a Berta Gardes madre de Carlos Gardel o Charles Gardes heredera de su hijo francés.

17) A veces los términos descalificantes suelen transmutarse. En efecto el Sr. Ricardo Ostuni, con el que tengo buen relacionamiento personal y de cuyo libro me he servido para reforzar mis conclusiones ha escrito refiriéndose a AVLIS: admito que se basa mucho más en conjeturas y en testimonios orales que en un riguroso respaldo documental y que la trama, bordea a ratos los límites de la fábula (pags.200 y 204, obr.cit.).

Respetuosamente"

Juan Carlos Esteban
C.I. 2.604.755
Punta del Este, R.O.U.